Skip links

Qué revela el reporte de Cultura y Tendencias de YouTube sobre el futuro del video

Ni presupuestos abultados, ni superproducciones, ni videos largos o cortos. No necesitas nada de esto para conectar con tu audiencia a través del video. Descubre los 4 aprendizajes que nos dejó el último reporte de Cultura y Tendencias de YouTube, e inspírate para crear tus próximos contenidos de video.

En el último año, nuestras vidas y nuestro sentido de conexión cambiaron drásticamente: en un contexto atípico, buscamos diferentes maneras de fomentar ese sentido de comunidad que perdimos en el camino, y los videos en línea cumplieron un rol clave. Ellos nos enseñaron a mantenernos conectados, incluso a la distancia. De hecho, el 58% de los mexicanos está de acuerdo en que, durante los últimos 12 meses, ha utilizado YouTube para sentirse conectado con los demás.1 A través de YouTube, distintos creadores nos enseñaron habilidades y participamos (y nos sentimos parte) de experiencias familiares ajenas. Incluso, conseguimos hacer nuevos amigos al darnos el tiempo para descubrir algún pasatiempo, como el exótico penspinning.

Lo cierto es que esa evolución del significado de conexión difuminó el límite entre los géneros audiovisuales e hizo que los contenidos se convirtieran en puentes para conectarnos con otras personas, culturas o pasiones a través de YouTube, la plataforma favorita del 69% de los latinoamericanos.2 Este es un dato fundamental para las marcas porque ahora saben que las audiencias no solo recurren a la plataforma para entretenerse, sino para satisfacer nuevas necesidades e intereses. El gran desafío está, entonces, en descubrir por qué tipo de contenido deben apostar si quieren estar presentes y ser relevantes.

Después de explorar la audiencia y el contenido, con el equipo de analistas de Cultura y Tendencias de YouTube, creamos este reporte en el que descubrimos que el video no solo es indispensable en la vida de las personas, sino que también les brinda una sensación de conexión.

El confinamiento se llevó consigo las pequeñas interacciones cotidianas que hacían que una persona se sintiera parte de una comunidad. De repente, las charlas aleatorias con vecinos y las bromas durante los encuentros deportivos desaparecieron. Entonces, la gente recurrió a los videos en línea para llenar este vacío. Ver videos con otras personas, ya sea físicamente o en el mundo virtual, aumenta la inmediatez y genera una mayor sensación de conexión. A través de YouTube, participamos de la transmisión en vivo del aterrizaje Perseverance de la NASA en Marte. Este vivo logró ubicarse entre los primeros 5 puestos del ranking de tendencias de la plataforma en México, Perú, Colombia, Chile y Argentina.

Los fanáticos de la música también se beneficiaron de este tipo de transmisiones y reforzaron el sentido de pertenencia más allá de las fronteras físicas. Un caso sorprendente fue el enigma que creó BTS, la banda surcoreana de K-Pop, para anunciar el logo de su último single en inglés, “Butter”. Con un video sencillo, logró mantener 960 mil vistas simultáneas durante una hora, superó los 17M de vistas y motivó a que muchos de los fanáticos transmitieran en vivo sus reacciones durante la espera.

Cómo aprovechar esta tendencia: Identifica oportunidades para transmitir en vivo. Desde el lanzamiento de un producto hasta un recorrido por la fábrica, pueden ser una oportunidad para que tu audiencia perciba más cercana a tu marca y sea parte de la conversación. También, puedes auspiciar la transmisión de eventos relevantes para tu público objetivo y recurrir a la ayuda de creadores de contenidos.

Pero las transmisiones en vivo sobre eventos masivos no son las únicas que eligen las personas para estar acompañadas. También recurren a los videos para sentirse menos solos cuando realizan actividades de manera independiente. De hecho, el streaming de música hip-hop suave de LoFi Girl se convirtió en un punto de encuentro para quienes necesitan focalizarse o relajarse en compañía. Incluso, no es necesario que los videos sean en vivo para generar esa sensación. Ese es el caso de los videos “conmigo”: mientras los usuarios realizan una actividad, miran en simultáneo el video pregrabado donde un creador hace lo mismo. Estos contenidos obtuvieron más de 2 mil millones de visitas en todo el mundo en 2020.3 Cocina conmigo o estudia conmigo son algunas de las formas en que los espectadores han estado creando comunidad.

Cómo aprovechar esta tendencia: No necesitas de un lanzamiento o una novedad para acompañar a tu audiencia. Basta con que sepas dónde encontrarla y que satisfagas creativamente sus necesidades cambiantes. Recuerda que siempre puedes recurrir al poder de empatía de los creadores de contenidos para construir un mensaje a medida de tu audiencia.

Las experiencias inmersivas han sido una puerta hacia el mundo exterior mientras las personas debieron estar en sus casas. Este tipo de contenidos les permitió a los usuarios asumir un papel casi protagónico en la narrativa y compartir experiencias con otros usuarios en distintos ambientes reales –como es el caso de los Motovlog– o virtuales. En la comunidad de gaming a través de servidores compartidos, Egoland se convirtió en un fenómeno creado por la comunidad hispana del que participan más de 70 creadores de juegos de España y América Latina para jugar Rust. Los videos que incluyen “Egoland” en el título sumaron más de 280 millones de vistas desde enero de 2021. En este tipo de contenidos, la audiencia juega un rol clave en la expansión del universo del juego al reinterpretarlo y crear sus propias versiones modificadas.

Cómo aprovechar esta tendencia: No necesitas convertirte en programador para invitar a la audiencia a jugar o a ser parte de una experiencia sensorial. Invitar a tu audiencia a jugar, compartir una perspectiva en primera persona o añadir el recurso de la realidad aumentada pueden convertirse en tus aliados.

La informalidad es una de las características de los videos que generan más aceptación entre la audiencia porque es parte de una tendencia más grande: cuando el contenido se siente auténtico y natural, genera conexiones reales y duraderas con la audiencia. De hecho, en los últimos años, el aumento de voces únicas y poco representadas ha sido constante, desde creadores de la tercera edad hasta aquellos de ascendencia indígena. Al compartir sus emotivas historias, mostrándose auténticos, estos creadores se han ganado el corazón de sus fans y han hecho que la audiencia los apoye como una causa compartida. Tal es el caso de Tomii11, un niño chileno de 10 años que al compartir su propia historia y su deseo de ser un creador, pasó de tener 2K suscriptores a 3M en un solo día.

En sintonía con la informalidad, el humor poco producido de los memes se posiciona como un gran recurso para generar conexión. Ya existen en la plataforma varios ejemplos exitosos, como Lupe y Joakin, Abro Hilo, y MissaSinfonia.

Cómo aprovechar esta tendencia: Con tanta gente haciendo videos ellos mismos, aprovecha la oportunidad para “hablar el mismo idioma” que los espectadores de manera que se sientan más cercanos y conectados con tu arte, marca o pasión. Si no sabes cómo dar los primeros pasos, recuerda que siempre tienes la opción de cocrear videos con los creadores de contenidos.

Sentirse conectado es una necesidad humana fundamental, y la rápida adopción del video como una herramienta para ayudar a satisfacer esa necesidad muestra cuán indispensable se ha vuelto este medio para tanta gente. Crear un sentido de comunidad, familiaridad y participación son atajos para ayudar a las personas a sentirse más conectadas y, al hacer esto, las marcas tienen la oportunidad de usar su creatividad y entretenimiento para aportar un nivel más profundo de valor a nuestras vidas.

Karla Agis

Gerente de Cultura y Tendencias de YouTube para Latinoamérica Hispanohablante

Fuente: https://www.thinkwithgoogle.com 

Deje un comentario